Moción a favor de Energias Verdes y Renovables

compartelo en las redes...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

Moción Propuesta por Cabezón Puede SAL en el Pleno del Ayuntamiento de Cabezón de la Sal, el 3 de Marzo del 2017.

Aprobada con los votos a favor de CPSAL, PSOE, PRC ,IU, y P.P. y la abstención de Leales 

 

MOCION A FAVOR DE ENERGIAS VERDES Y RENOVABLES EN EL AYUNTAMIENTO DE CABEZON DE LA SAL

 

BLANCA CASTAÑEDA VENERO , concejala del Ayuntamiento de Cabezón de la Sal, al amparo de lo establecido en el artículo 45 del Reglamento Orgánico del Pleno de 30 de septiembre de 2004, presenta la siguiente MOCIÓN para que sea debatida y aprobada en el primer pleno que se celebre:
EXPOSICIÓN DE MOTIVOS:
Los informes del grupo de expertos en cambio climático de Naciones Unidas (IPCC) confirman que el ser humano está provocando un rápido calentamiento global sin precedentes en nuestro planeta, cuyas consecuencias pueden resultar muy perjudiciales para la vida si las temperaturas medias llegan a subir más de dos grados centígrados por encima del nivel en que estaban en la era preindustrial.
La probabilidad de evitar traspasar la frontera de los dos grados depende fundamentalmente de que logremos frenar y estabilizar las concentraciones de los gases de efecto invernadero en la atmósfera, para lo cual se necesita una drástica reducción de las emisiones.
Puesto que las emisiones son debidas principalmente al sistema energético actual, basado en la quema de combustibles fósiles, es necesaria una “revolución energética” que permita, por el lado de la demanda, acabar con el actual derroche de energía mediante el ahorro y la eficiencia, y por el lado de la generación, reemplazar las fuentes de energía sucias por otras cuyo uso pueda ser sostenible, que no son otras que las renovables.
La producción de energía eléctrica a partir de fuentes renovables es una forma eficiente y limpia de generación de energía, que reduce la emisión de gases de efecto invernadero y disminuye la dependencia energética; contribuyendo al cambio de modelo energético impulsado por las convenciones internacionales y la Unión Europea.
El problema es que quienes deben tomar las decisiones clave con objeto de cambiar el modelo energético favorecen los intereses económicos y políticos de los partidarios del “viejo modelo”. Precisamente, en España, que se situó en su momento a la  cabeza del mundo en el desarrollo de renovables como la eólica, la necesidad de estas fuentes de energía limpias se pone en duda con frecuencia por parte del actual Gobierno, utilizando los falsos mantras del “límite técnico” y de su “falta de rentabilidad económica”. Todo lo cual choca con el objetivo, hoy en día perfectamente viable, de un suministro eléctrico basado 100% en fuentes de energía renovables.
Paradójicamente, España es un país pobre en recursos no renovables, especialmente gas natural, petróleo y uranio. Y el carbón es de muy baja calidad y difícil extracción. De hecho, en los últimos años el 90% del carbón utilizado en las plantas de generación fue importado. Sin embargo, de todos es sabido que poseemos un enorme potencial en energía solar, eólica e hidráulica. El peso de la dependencia energética externa sobre la economía de nuestro país es sumamente gravoso. Por ello, parece evidente que caminar hacia un sistema energético a partir de fuentes renovables locales es lo recomendable, tal como se apunta también desde múltiples instituciones y organizaciones, en éste y otros países, desde hace muchos años. Las ventajas industriales, sociales y económicas de tal decisión superarían con creces las hipotéticas dificultades que este cambio entraña.
Pero, sobre todo, debemos hablar de las ventajas ecológicas que vendrían derivadas de este cambio de modelo energético.
La generación y el consumo de energía son dos de los elementos más decisivos en este problema global que supone el cambio climático. Por lo tanto, la redefinición del modelo energético representa una de las vías de solución más inmediatas al alcance de particulares e instituciones.
El protocolo de Kioto de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático estableció una serie de acciones y medidas sobre el control del consumo de energía en Europa, la mayor utilización de las energías renovables, el ahorro energético y la búsqueda de una mayor eficiencia energética, que fueron el punto inicial para el desarrollo de las directivas europeas. El cambio climático nos obliga a hacer lo que en cualquier caso había que hacer: un camino hacia una mayor sostenibilidad.
Según la directiva 2009/28/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 23 de abril de 2009, relativa al fomento del uso de energía procedente de fuentes renovables, “el control del consumo de energía y la mayor utilización de fuentes de energía renovable son fundamentales para luchar contra el cambio climático.” Y el objetivo europeo para el año 2030 (Horizonte 2030) establece que el porcentaje de energías renovables deberá cubrir un 27% del consumo total de energía.
En la legislación española, la Ley 2/2011 de 4 de marzo, de Energía Sostenible, en su art 85, relativo al ahorro energético de las administraciones públicas, establece que “todas las administraciones públicas, en el ejercicio de sus respectivas competencias, incorporarán los principios de ahorro y eficiencia energética y de utilización de fuentes de energía renovables entre los principios generales de su actuación y en sus procedimientos de contratación”.
El desarrollo de las fuentes renovables de energía ha de ser, por tanto, uno de los aspectos claves de la política energética nacional, tanto por su contribución a la reducción de las emisiones de gases efecto invernadero, como por el efecto que tienen en el balance energético, disminuyendo la dependencia de productos petrolíferos y promoviendo recursos autóctonos.
En este contexto, está tomando fuerza en cientos de municipios de todo el estado el concepto de suministro eléctrico de origen 100% renovable ya que una de las mejores herramientas que tienen las administraciones públicas para incidir en el modelo económico y productivo es la contratación pública.
El Ayuntamiento de Cabezón de Sal, en lo que tendría que ser su obligado compromiso con el desarrollo sostenible y responsable con los recursos naturales, debería tender a que el consumo energético de sus instalaciones proceda exclusivamente de fuentes renovables, como están haciendo otras entidades locales del país, y a implementar medidas de ahorro y eficiencia energética. El suministro eléctrico de las infraestructuras, edificios e instalaciones municipales supone una de las mayores partidas del presupuesto municipal ( 321.290,58 euros facturados en 2016: 6% presupuesto del mismo año), y tiene gran relevancia para alcanzar los objetivos de sostenibilidad que este Ayuntamiento debe perseguir, a modo de ejemplo para el conjunto de la ciudadanía.
Desgraciadamente el actual sistema de contratación del suministro de este Ayuntamiento da absolutamente la espalda a este necesario paso en el camino de la necesaria “transición energética” que ya están llevando a cabo en gran parte de los municipios de este país, incluidos los más importantes. De hecho, los gobiernos locales de Madrid y Barcelona ya introducen en sus pliegos de contratación la exigencia de que la energía eléctrica consumida sea de origen 100% renovable.
Por todo lo anteriormente expuesto Cabezón  Puede a través de la concejal que la suscribe, formula al pleno la presente MOCIÓN para que se adopten los siguientes ACUERDOS:
  • El Ayuntamiento de Cabezón de Sal incluirá cláusulas medioambientales en el siguiente sistema de contratación de suministro de energía eléctrica y de gas para sus instalaciones públicas. En dichas cláusulas figurarán criterios que prioricen o estimulen que toda la energía contratada sea de origen 100% renovable, aplicándose a todas las fases de la contratación, incluyendo la información previa o anuncio, la licitación, la adjudicación y la ejecución del contrato. De cara a concretar los requisitos de las comercializadoras se valorará que éstas tengan certificada su producción como limpia por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC).
  • Este ayuntamiento se compromete a priorizar, en la medida de lo posible y dentro de la legalidad vigente, la contratación del suministro de energía eléctrica a empresas cooperativas locales de economía social, así como a establecer con las mismas vías de colaboración para la producción de energías renovables, mediante fórmulas de asociación o de establecimiento de convenios.
  • Este ayuntamiento acelerará, previo estudio-auditoría independiente, la implementación de medidas de ahorro y eficiencia energética en sus instalaciones y la progresiva instalación en sus edificios de sistemas de generación de energía renovable destinados a cubrir el autoconsumo.
  • Este Ayuntamiento se compromete a suscribir la segunda fase del Pacto de los Alcaldes para el Clima y la Energía que asume los objetivos de la UE para 2030 en la lucha contra el cambio climático.
Cabezón de Sal, 15 de marzo  de 2017
Fdo.: Blanca Castañeda Venero
Concejala de Cabezón Puede

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *